fbpx 

La inversión el punto débil de la construcción

Durante julio la inversión en construcción reportó un crecimiento de 1.1% respecto al mes anterior, pero en relación al mismo mes del año pasado registró una contracción de -23.7%, informó el Instituto Nacional de Estadística y geografía (INEGI).

La inversión se ha convertido en el principal lastre del sector construcción desde hace varios años, primero por los recortes al presupuesto que afectaron la construcción de obras de ingeniería civil (obras de infraestructura) desde la administración federal anterior y más recientemente por la contracción de la inversión privada.

El INEGI reporta que la inversión de la construcción residencial acumuló a julio del año en curso una caída -20.4% en comparación con los siete primeros meses del 2019.  Aunque en 2019 perdió fuerza, ha sido a partir de 2020 cuando se han ligado siete meses consecutivos de contracción en la inversión privada.

Por su parte, la inversión en construcción no residencial acumuló de enero a julio un retroceso a tasa anual de -19.8%, pero a diferencia de la residencial acumula varios años de contracción.

Al respecto, el análisis “Situación Inmobiliaria” del segundo semestre de BBVA indicó que “el PIB de la Construcción atraviesa por su depresión más prolongada, en gran medida por la emergencia sanitaria de la pandemia del COVID-19, pero también por la ausencia de un Plan Nacional de Infraestructura en la actual administración que revela la falta de rumbo y, por lo tanto, baja la expectativa de la recuperación”.

Agregaron que “la contracción en el PIB de la construcción se ha profundizado al primer semestre del año, alargando su duración. El sector ya cumple dos años en terreno negativo, siendo el período más largo desde la crisis de 2001”.

Debido a lo anterior cobra relevancia la presentación del Plan de Inversión en Infraestructura que realizó el Gobierno Federal y la Iniciativa privada este lunes 5 de octubre, por 297 mil 344 millones de pesos, que incluye la realización de 39 obras de infraestructura, como primer paquete, destacando proyectos carreteros y energéticos.

A pesar de ser positivo el anuncio, porque ayudará la reactivación del sector y la economía, el monto de inversión anunciado este 5 de octubre, es muy inferior a los 859 mil millones de pesos del denominado Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura del Sector Privado que se anunció a finales de noviembre del 2019 y que no se llevó a cabo.

Estas cifras indican que la inversión sigue siendo baja para generar un fuerte repunte del sector y la economía del país.

Editorial Grupo Ideas e Imágenes

Read Previous

Este mes inicia retención de impuestos a las plataformas digitales

Read Next

AMPI busca profesionalizar y digitalizar al sector con su Congreso Nacional Inmobiliario 2020