fbpx 

Invierte en la Industria más sólida de nuestro país

[aux_dropcap style=”classic” extra_classes=””]L[/aux_dropcap]os más de 1,200 kilómetros de mar azul turquesa y blanca arena son el marco que integra una oferta de biodiversidad muy atractiva para el turismo mundial. Cancún, Puerto Morelos, Playa del Carmen, Cozumel, Isla Mujeres, Akumal, Tulum y Bacalar son algunas de las estrellas del destino. Todas cuentan con una oferta instalada de cerca de 100 mil cuartos hoteleros en operación de tres y cinco estrellas, hasta lujosos hoteles boutique gran turismo, cuya ocupación promedio en los últimos cinco años ha sido de más del 85% anual. Esto es indicativo de que la nueva oferta en proceso de construcción y desarrollo (más de 18 mil nuevos cuartos en los próximos 24 meses) vendrá a complementar la atención a la creciente demanda de este paraíso.

El Caribe Mexicano cuenta con una población de 1,600,000 habitantes, creciendo a un ritmo del 10% anual. Cabe mencionar que la media de crecimiento es por debajo de un 3%. Este crecimiento demográfico está demandando un requerimiento de 50 mil nuevas viviendas cada año, una oportunidad para empresas desarrolladoras de vivienda, un foco que requiere atención.

La derrama económica anual que genera y que fortalece a la población, la industria y el comercio se repite y crece gracias a los atractivos naturales, a la infraestructura existente, a la supra estructura, a la inversión de deuda y capital directa en la construcción y desarrollos de nuevos hoteles, parques temáticos, recreaciones, marinas y campos de golf. Por esto, se estima que en los próximos cinco años tendremos una derrama económica que superará los 5 mil millones de dólares al año.

Para invertir es necesario acudir a las agencias inmobiliarias matriculadas, financieras y de seguros de título –legalmente establecidas y registradas ante las autoridades competentes– para asesorarse de las oportunidades, de las leyes y reglamentos, así como de las zonas o giros de mayor plusvalía y/o rentabilidad de acuerdo a la zona seleccionada.

Invertir en el Caribe Mexicano, además de ser altamente rentable en términos financieros, es una alternativa que otorga la oportunidad del disfrute y gozo de la vida en un entorno natural cercano al paraíso y que provoca un cambio en nuestras prioridades, alineando intereses económicos y financieros con actividades que elevan la calidad de vida y salud que la sociedad moderna exige para mitigar los estragos que la contaminación ambiental y el estrés producen.

Camila Subirachs

Read Previous

Arquitectura Bioclimática | Entrevista a: Victor Sanz | Sanz Arquitectura

Read Next

¿Cuál es el proceso a seguir para comprar una casa al contado en México?