fbpx 

Conoce la primera Casa-Yate

El concepto de “casa flotante” no es nuevo pero como todo, ha evolucionado considerablemente.

¿Qué tiene de especial esta “casa-yate”? Para empezar, la vivienda puede estar flotando sobre el agua o puede también levantarse sobre cuatro pilares hidráulicos cuando las condiciones del mar no son las idóneas. Además, la estructura es capaz de soportar huracanes de fuerza 4 (lo que representa vientos de más de 200 kilómetros por hora). Estos pilares hidráulicos de 12 metros de largo se pueden anclar en el fondo marino y levantar la “casa-yate” unos 6 metros sobre el nivel del mar. Este proyecto, obra de la empresa americana Arkup, ha sido diseñado siguiendo los estándares de construcción naviera de ABYC (Setting Standars for Safer Boats) y NMMA (es decir, la Asociación de Empresas Náuticas de Estados Unidos).

La “casa-yate” cuenta con una superficie total de 405 m2, de los cuales 210 m2 corresponden al espacio interior y 195 m2 al exterior. Posee dos cubiertas, cinco terrazas y 4 habitaciones en suite (con una capacidad para un total de 8 personas), una cocina abierta y un salón de unos 72 metros cuadrados.

Lo que más llama la atención es la enorme fachada de cristal que asegura una magnífica iluminación natural de toda la vivienda y unas espectaculares vistas de 270º sobre el océano. Pero, además de vivienda, lo más asombroso es que puede navegar. Los motores de este singular barco pueden recorrer 22 millas náuticas a una velocidad de 7 nudos (unos 13 kilómetros/hora).

El afortunado propietario puede elegir dónde quiere estar: o amarrado en un puerto o buscar otros espacios más tranquilos y privados en el mar.

En el proyecto han colaborado un reconocido diseñador holandés de casas flotantes y una prestigiosa firma brasileña de diseño muebles y home staging, Artefacto, que se ha encargado de toda la decoración del interior de la vivienda. Sus claves: la elección de muebles personalizados en tonos neutros y suaves con el objetivo de dar mayor protagonismo escénico a las espectaculares vistas del océano que se obtienen desde esta vivienda.

livingterra_57dvww

Read Previous

Tulum inversión garantizada

Read Next

Living coral, el color del 2019