banner-azulik

Azulik: Arquitectura viva que rompe paradigmas

Entrevista a Eduardo Neira, fundador de Azulik.

Entre las múltiples propuestas de hospedaje que se encuentran en el bello destino de Tulum, hay una que sobresale por su inigualable construcción, la cual desafía paradigmas arquitectónicos tradicionales. Sin dejar de lado el lujo descalzo, el hotel Azulik retoma el estilo rústico y lo mezcla con los elementos de la naturaleza, creando un increíble espectáculo visual. Pero, además de lograr una estética única –alimentada por un componente artístico–, esta construcción se sustenta en el respeto por la naturaleza. Así, demostrando una imaginación sin límites, Azulik se ha convertido en el preludio de algo más grande: un nuevo modelo de pensamiento que gira en torno al desafío de construir con la conservación como eje rector. Azulik Uh May, el nuevo proyecto en el que está trabajando la marca, será la prueba máxima del éxito de este innovador modelo, el cual incorpora la creatividad y la improvisación como herramientas indispensables en el proceso creativo. Nadie mejor para hablarnos sobre ello que la mente maestra detrás de estos dos sorprendentes proyectos, Eduardo Neira, mejor conocido como Roth.

¿En qué está inspirada la arquitectura del hotel Azulik?

Este lugar está inspirado en las mayas, quienes tienen una forma de vida en armonía con los elementos de la naturaleza. Podríamos decir que es arquitectura maya contemporánea. Si bien las cabañas están hechas en la forma tradicional –con la excepción de las paredes que son de vidrio en lugar de bajareque– en otras áreas como el restaurante y el domo tuvimos que improvisar. El domo, por ejemplo, queríamos hacerlo de concreto, pero el gobierno no nos daba permiso de ingresar los camiones de volteo. Finalmente, se nos ocurrió hacer una construcción que comienza por el techo, una innovación que estamos replicando en Azulik Uh May. Comenzamos con los seis círculos arriba y de ahí colocamos maderas hacia abajo, para finalmente poner las columnas. Es una locura, pero se logró gracias a la creatividad de los mayas y al hecho de enfrentarnos a situaciones inesperadas.

¿En qué consiste el proyecto de Azulik Uh May?

Este proyecto aspira a convertirse en cultura habitable. Tendrá una escuela de arte y un museo. También habrá una galería –del doble de tamaño y altura que la del hotel Azulik–que tendrá un pequeño lago natural dentro. Habrá un desarrollo habitacional, haremos residencias de artistas y esperamos ser residencia de coleccionistas. Por otro lado, construiremos un centro comercial con marcas de moda revolucionarias, con cine de arte y un teatro. Haremos tres hoteles con conceptos diferentes: un hotel spa, un hotel wellness y un hotel détox. Haremos senderos por los que pasen autos eléctricos. Todo esto sin cortar un solo árbol.

Este nuevo proyecto no se encuentra frente al mar, sino a 20 km tierra adentro, en Francisco Uh May. Su terreno supera las 100 hectáreas por lo que tiene el privilegio de albergar una abundante fauna compuesta por jaguares, tucanes y monos, entre muchos otros animales; algo que buscamos no alterar y para ello hay que conservar prácticamente intacta la selva. El desarrollo estará completamente integrado a la naturaleza; la vegetación cubrirá la construcción para que no sea visible desde el aire y de este modo, no molestemos a las aves. Entonces, hay que construir de una manera distinta.

Ya empezamos con mi casa que, al ser muy grande, tiene 200 árboles adentro. Unos atraviesan la casa, otros quedaron dentro. ¿Ha habido retos? Sí. Por ejemplo, no es posible tener árboles dentro de una cocina, entonces aquí las paredes son irregulares, ya que rodean los troncos. Por la combinación del concreto, la ventilación natural y los árboles, el interior es fresco y probablemente no se vaya a requerir aire acondicionado. Estamos inventando y desarrollando en el camino un modo de construir, pero eso es gracias a la creatividad de los mayas.

¿Han surgido innovaciones en cuanto a materiales y tecnologías?

Sí. En Azulik Uh May estamos haciendo estructuras que desafían la mentalidad tradicional de los arquitectos e ingenieros. Si las vieran dirían “esto se va a caer”, pero no se cae porque no es concreto. Construimos con un material que es parecido al ferracemento; son estructuras metálicas forradas en cemento. Este método surgió para resolver el problema de las góndolas de concreto, que destruirían árboles a su paso.

¿Qué les dirías a los desarrolladores que destruyen la selva en aras de “rentabilizar” cada centímetro de tierra?

Nosotros entendemos el lujo de una manera diferente. Nuestras cabañas son las más caras de Tulum, aunque no tienen aire acondicionado, luz eléctrica, regadera, minibar ni teléfono. Sin embargo, los huéspedes vienen aquí a vivir una experiencia que no tendrán en otro lado, a estar en comunión con los elementos de la naturaleza.

Los invito a visitar Azulik Uh May para que vean cómo se puede construir sin cortar árboles. Si todos en esta zona construimos de esta forma, todos tendremos más éxito, pues los turistas no vienen a vivir aquí por las casas que hacemos. Es una contradicción que vendemos un pedazo de paraíso y cuando lo compran, lo destruimos. Claro, es más caro construir de la forma en que lo hacemos nosotros, pero se va a vender mejor; será más rentable y al mismo tiempo, estaremos protegiendo a nuestro planeta.

Fotografía / Photography: Santiago Heyser

banner-kaanali

KA’ANALI: EN LA RECTA FINAL

Como en la mayoría de los desarrollos residenciales que se encuentran –o lo harán próximamente– dentro de Puerto Cancún, el lujo y la exclusividad están presentes en Ka’Anali. Con un avance de obra del 98%, este desarrollo vertical se distingue por contar únicamente con 34 departamentos que se distribuyen en siete pisos, incluyendo cinco Garden Houses en la planta baja y tres Penthouses en el piso superior.

Diseñado por la firma Artigas Arquitectos, uno de los despachos más influyentes de México, quien además ha dejado su huella en varias residencias dentro de Puerto Cancún, Ka’Anali muestra una estética refinada y atemporal, con líneas que permiten contemplar el entorno. En cuanto a la construcción, la Desarrolladora EVALOR se ha hecho cargo de llevarla a paso acelerado y seguro, siendo este su primer proyecto de tipo residencial y el primero que realiza en la ciudad de Cancún.

Los amplios espacios, los sofisticados acabados, las amenidades y, por supuesto, las vistas al campo de golf y al majestuoso Mar Caribe, han resultado sumamente atractivos para los compradores, pues al día de hoy, más del 70% de las unidades están vendidas.

Vale la pena destacar la calidad de los materiales empleados en la construcción, que han sido pensados para garantizar la privacidad y el confort de los residentes. Así, los techos y pisos cuentan con un material acústico aislante para evitar ruidos y los muros son de concreto. En cuanto a los acabados, encontramos pisos de mármol, clósets de madera sólida y cancelería resistente. Cada detalle ha sido cuidadosamente seleccionado para brindar un ambiente de comodidad y lujo.

Con un abanico de amenidades pensadas para elevar la calidad de vida de sus habitantes, el desarrollo ofrece gimnasio, spa, alberca con asoleadero, business center, áreas verdes y un centro culinario al aire libre con equipo de vanguardia para realizar parrilladas en familia.

No olvidemos que además de todos estos servicios y amenidades, los residentes de Ka’Anali podrán disfrutar los beneficios de vivir dentro de Puerto Cancún. Esto significa tener acceso a un centro comercial con más de 100 marcas nacionales e internacionales, incluyendo locales de moda, entretenimiento y una amplia oferta gastronómica para todos los gustos, además de un cine; una marina con canales navegables; un campo de golf de 18 hoyos diseñado por Tom Weiskopf, un club de playa y un club de vela. Todo esto a escasos metros de distancia.

marina-condos-puerto-cancun

MARINA CONDOS Y CANAL HOMES

EXCLUSIVIDAD MÁXIMA EN PUERTO CANCÚN

Marina Condos y Canal Homes forma parte de Distrito Marina en Puerto Cancún, una comunidad integral estratégicamente ubicada entre la zona hotelera y el centro de la ciudad de Cancún, cerca de todo. Este conjunto que albergará una torre de 112 condominios y 15 canal homes, tendrá acceso directo a la plaza comercial más moderna del destino, Marina Town Center.

Este desarrollo fue especialmente diseñado para los amantes de la navegación y un estilo de vida náutico, ya que se ubica frente a la dársena principal de nuestra marina, misma que tiene capacidad para recibir 125 embarcaciones de hasta 175 pies de eslora.

Con 30 posiciones de atraque y acceso directo al Mar Caribe, este brazo de la marina está destinado a ser el centro de la comunidad náutica de Cancún. A su vez, el centro comercial colindante brindará a los habitantes una extensión de confort con más de 120 opciones en gastronomía, entretenimiento y compras.

Otro de los principales atractivos de Distrito Marina será un andador público que recorre más de un kilómetro frente a los canales de navegación y la dársena, que interconecta a varios de sus principales proyectos, creando un camino agradable para peatones y deportistas de nuestra comunidad.

Marina Canal Homes

Alineadas frente a la marina, 15 canal homes ofrecen la opción de vivir con las comodidades e independencia de una casa, pero con la posibilidad de disfrutar amenidades de lujo en un ambiente seguro, como lo es este conjunto habitacional.

Cada una se distribuye en tres pisos y aproximadamente 340 m2 de construcción, con la posibilidad de contar con un muelle privado a pie de lote y piso de estacionamiento. Dos tipologías diferentes alternadas una junto a la otra, ofrecerán el entorno perfecto para disfrutar la vida frente a la marina.

Marina Condos

Distribuidos en una torre de 20 pisos, 112 condominios de lujo y cuatro exclusivos penthouses ostentarán espectaculares vistas hacia el Mar Caribe, el skyline de la zona hotelera, la laguna Nichupté y el manglar. Esta torre de lujo ofrece opciones de unidades con 1, 2 y 3 recámaras y áreas habitables que van desde los 70 hasta los 170 m2. Los cuatro exclusivos penthouses otorgan el máximo confort y lujo en un área de 340 m2, con cuatro recámaras y vistas inigualables en 180 grados.

Amenidades lúdicas

El punto de reunión de los residentes será una terraza abierta con una alberca recreacional, alberca para adultos, bar, asoleadero, área multiusos al aire libre, cancha de paddle, gimnasio totalmente equipado y juegos infantiles.

 

 

Arquitectura-Bioclimática-Victor-Sanz

Arquitectura Bioclimática | Entrevista a: Victor Sanz | Sanz Arquitectura

¿Cual es la filosofía de Sanzpont Arquitectura?

N

uestra filosofía de diseño se sustenta principalmente en dos valores. Por un lado, favorece el tema de la arquitectura bioclimática, una parte importante de la sostenibilidad. Básicamente, lo que significa es que los proyectos arquitectónicos están diseñados acorde al clima del lugar donde se va a construir. Si orientas bien un proyecto con el sol, si le diseñas las aperturas correctas de ventilación y de iluminación, harás que se consuma menos energía en el uso del aire acondicionado y que, en general, el usuario se sienta con mayor confort.

El arquitecto Víctor Sanz nos devela la filosofía del despacho Sanzpont Arquitectura y su visión de una arquitectura bio climática y futurista.

El segundo valor, independientemente de que lo mínimo sea resolver la función, es el tema de la contemporaneidad. Tenemos preferencia por un tipo de diseño arquitectónico más futurista y de línea curva, con líneas inclinadas y con movimiento; mismo que quisimos aplicar en el Hotel del Carmen, el cual podríamos describir como futurista.

Otra cosa que valdría la pena decir, es que cada proyecto intenta tener un concepto apropiado para el lugar. Por ejemplo, el Hotel del Carmen tiene forma de arrecife, haciendo alusión a un elemento natural de este destino.

 

Hablando de arquitectura bioclimática, ¿cómo se relaciona con las tecnologías verdes?

Las personas suelen creer que por incorporar paneles solares ya tienen un proyecto sustentable y no es así necesariamente. De nada sirve poner todos los focos de LED de última tecnología si las ventanas no están bien posicionadas y en el día no hay iluminación natural, pues se prenderán los focos por más tiempo. Lo mismo pasa al colocar celdas solares para poder dejar prendido el aire acondicionado por un lapso más prolongado. No es lógico. Así, las tecnologías verdes tienen que complementar el componente bioclimático.

Los arquitectos debemos intentar ir más allá de lo que es la propia solución del problema, de otro modo estaríamos quedando únicamente en el nivel de cumplir encargos.”

 

¿Dirías que existe un estilo caribeño mexicano? ¿En qué consiste y cómo lo definirías?

Más que estilo, diría que existe una forma de hacer arquitectura caribeña, la cual debe estar enfocada en el clima. ¿Qué tenemos en el Caribe? Un clima cálido, buena ventilación y excelentes vistas. Por lo tanto, toda la arquitectura con aleros para generar sombra, terrazas y espacios abiertos para tener una conexión más estrecha con el entorno, es lo que podemos llamar arquitectura del Caribe; no importa si es de estilo minimalista, colonial o de cualquier otro.

 

¿Cómo influye la arquitectura en el éxito de un negocio, oficina o empresa?

Es muy importante. En el lado de lo comercial lo tiene muy claro: ¿cuál es su objetivo? Vender más. Entonces los clientes suelen estar muy conscientes y dispuestos a invertir; no escatiman en contratar a un diseñador porque su objetivo es vender, es meramente negocio y el costo del diseño del proyecto es valorado porque están conscientes de que al final no es lo mismo vender la mitad que el doble en la misma tienda.

 

A quienes creen que por tener buen gusto y bien claros sus objetivos no necesitan un arquitecto para diseñar su casa o negocio, ¿que les dirías?

En el caso de las viviendas, los clientes se aventuran más a decir que no requieren de un diseño, pensando que pueden hacerlo solos porque es al gusto propio. Se preguntan para qué gastar en los honorarios de un profesional si lo único que va a hacer es aumentar el precio del proyecto. Es decir, nos ven como un gasto. Lo que no consideran es que en realidad es una inversión. Si alguien se quiere hacer una casa de dos millones de pesos, al contratar al arquitecto le hará saber el presupuesto con el que cuenta, de modo que el arquitecto diseñe la casa lo más eficientemente posible para que esos recursos se optimicen y se destinen a donde merece la pena. De esta manera la casa va a tener un sentido y cuando se quiera vender, tendrá un valor agregado.

 

#RevistaLivingTerra