CORREDOR CANCÚN - TULUM Revista Living Terra

Corredor Cancún – Tulum, un panorama inmobiliario

A vista de pájaro podemos definir cuatro sectores en el frente del Mar Caribe:

EL SUR

En la Grand Costa Maya, aún incipiente en sus desarrollos inmobiliarios, pudieran surgir algunos puntos interesantes en la zona de Bacalar, el Puerto de Costa Maya – Mahahual y, en alguna medida, en torno a la Bahía de Chetumal.

ZONA CENTRO

Impera la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an y su poderosa imagen de conservación de la vida silvestre. Desde el punto de vista del desarrollo, nada hay por hacer. Al contrario, deberíamos apoyar más a los Amigos de Sian Ka’an, organización que desde su inicio ha luchado por la protección de la zona.

ZONA NORTE

El extremo norte inicia con Cancún, que es el mejor ejemplo de cómo la planeación urbana y la correcta canalización de recursos pueden alcanzar enormes logros. Si bien hay mucho que criticar, son más los puntos positivos. Desde la perspectiva inmobiliaria, se trata de una ciudad que ha generado una plusvalía sobre el suelo urbano verdaderamente insólita para el mercado mexicano, poniendo en valor zonas que en otras ciudades tardarían cinco veces más en lograr precios por metro cuadrado como los que Cancún hoy tiene.

En la última década, tres desarrollos cambiaron la ruta de Cancún: Puerto Cancún (por cierto, planeado desde el origen de Cancún) y Playa Mujeres, en el frente turístico; y en la parte urbana residencial, Cumbres.

La zona turística de Cancún ha logrado mantener un nivel de calidad en sus hoteles y comercios, con ciertas excepciones; pero Puerto Cancún viene a abrir suelo urbano para lotes residenciales Premium, desarrollos verticales departamentales, hoteleros y áreas comerciales o de uso mixto que hoy por hoy dan ambiente cosmopolita a cualquier ciudad. Por otro lado, en el norte de la  ciudad está Playa Mujeres, que se ha conurbado con el municipio de Isla Mujeres, a donde de hecho pertenece este exitoso proyecto que aún dará mucho de qué hablar.

El desarrollo urbano de la ciudad giró hacia Puerto Cancún con el desarrollo inmobiliario del eje de la avenida Bonampak, que junto con Tajamar (antes Malecón Cancún), aporta proyectos departamentales y comerciales que prácticamente han establecido el nuevo centro de Cancún. Por otra parte, el desarrollo residencial había tenido un impasse al agotarse el suelo de Fonatur, pero Cumbres generó una ola que hasta hoy deriva en múltiples proyectos inmobiliarios que se desarrollan a lo largo de la Av. Huayacán, en torno a Cumbres, como cabeza del área denominada Polígono Sur.

En los últimos años, Playa del Carmen ha mostrado periodos de crecimiento de más de 10% anual

Debido a su ubicación entre Playa del Carmen y Cancún, Puerto Morelos se ha convertido en una ciudad dormitorio que aprovechan los empleados de la industria del hospedaje. Las oportunidades de desarrollo de vivienda de interés social y de nivel medio han propiciado el surgimiento de una interesante oferta, tanto de servicios como de espacios comerciales de calidad y accesibles para más segmentos de la población. En la primera línea de playa, el uso hotelero sigue siendo la punta de lanza, pero es de esperarse el desarrollo de productos inmobiliarios unifamiliares de alto nivel u otros productos que atiendan la segunda casa o el condominio vacacional.

Playa del Carmen es una historia aparte. En los últimos 15 años, ha tenido momentos de crecimiento de más de 10% anual. Si bien Playacar fue importante en el despegue de la ciudad, hoy han emergido nuevos jugadores; por requerimientos del explosivo crecimiento detonaron diversos proyectos de vivienda de interés social, algunos con excelente calidad pero con un importante déficit en la parte inmobiliaria turística y de nivel medio alto y alto. En el centro de la ciudad, poco a poco se ha ido gentrificando hacia desarrollos mixtos de comercio en planta baja y departamentos en niveles superiores, en algunos casos de altísima calidad. Sin embargo, al ser una ciudad que creció espontáneamente se requería abrir sectores planeados y que cubrieran la demanda de segmentos B o incluso A; ahí es en donde Mayakoba acierta en su planeación al lanzar Ciudad Mayakoba. Con ello, pone en el mercado una oferta de productos inmobiliarios que van desde vivienda de nivel medio, hasta lotes con servicios para construir casas unifamiliares, como Senderos; y conjuntos de departamentos con una gradación de precios que tendrán que vigilar y controlar para mantener absorciones adecuadas. Este tipo de proyectos alivia la presión en el centro de la ciudad y pone alternativas interesantes en el mercado; bien por la autoridad Municipal por apoyar este tipo de iniciativas.

En torno a Playa del Carmen, en particular en la zona de Punta Maroma, el proyecto Amikoo ha venido a revolucionar la planeación urbana que se tenía en el corredor Puerto Morelos – Playa del Carmen. En esta zona hay terrenos suficientes para el desarrollo de varios proyectos inmobiliarios que conformarán un mosaico de opciones de inversión inmobiliaria para locales y para el resto del país, en cuanto a productos como segunda casa y de uso comercial. Seguramente, veremos surgir gran competencia en proyectos integrales inmobiliarios.

Hacia el sur de Playa del Carmen y como cierre de la Riviera Maya encontramos a Tulum. La riqueza arqueológica fue la marca de la casa, pero su frente de playa lo catapultó como El destino auténticamente hipie chic… entendiendo esto último, como lo más sofisticado de lo alternativo. La reserva inmobiliaria de este poblado es inmensa y con características y restricciones de uso de suelo que se deben analizar con mucho detalle y únicamente por especialistas en su materia, tanto ambiental como de desarrollo urbano; pero sin duda es la más grande oportunidad que presenta la Riviera Maya. Es importante considerar el uso del Title Insurance, por la diversidad de orígenes que tiene la tierra y las operaciones que se han realizado en algunos sectores.

EXTREMO NORTE

Finalmente, llegamos al extremo norte de Quintana Roo, cuyo eje es la Isla Holbox. Por sus características ambientales y sus limitaciones en infraestructura urbana, su desarrollo inmobiliario es muy bajo y tiene que ser limitado; podemos decir que únicamente en la zona del poblado surgirán algunos proyectos de tipo turístico enfocados al hospedaje, pero definitivamente no es un sitio en el radar inmobiliario.

En este recorrido del sur al extremo norte, hemos visualizado la zona norte como el sitio con las mejores y más relevantes opciones para invertir, desarrollar y complementar la oferta inmobiliaria. Cancún y la Riviera Maya son dos de las mejores alternativas para invertir en México, con diversidad urbana y ambiental, así como con múltiples jugadores que generan una competencia y por lo tanto, una oferta variada y cada vez de mayor calidad.

#RevistaLivingTerra

CHETUMAL abre sus alas Revista Living Terra

Chetumal abre sus alas

A

l ser la puerta de entrada a Centroamérica, el punto de arribo hacia la sorprendente Grand Costa Maya de Quintana Roo y la sede de los poderes del estado, Chetumal cada día se fortalece más, afianzándose como un importante destino. Prueba de ello es el desarrollo significativo que se ha dado en su infraestructura turística en los últimos años y lo que es más tangible, el incremento en el tráfico y conectividad de su aeropuerto internacional.

Según la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), de enero a octubre de 2017, el Aeropuerto Internacional de Chetumal registró una movilización de 221,105 pasajeros, mientras que en el mismo periodo del año anterior se trasladaron 172,702 viajeros lo que representa un alza de 28%. En el mismo periodo, se reportó un incremento de 27.5% en las maniobras realizadas, lo que indica un crecimiento considerable en las operaciones.

Ciertamente, un punto a favor lo marcó el inicio de operaciones de VivaAerobus en el aeropuerto de Chetumal, con tres vuelos por semana a la ciudad de México, sumándose así a otras aerolíneas como Volaris e Interjet que ya ofrecían servicio regularmente. De esta manera, son las aerolíneas de bajo costo las que han generado la oferta de vuelos a la capital quintanarroense, coadyuvando en gran medida a su promoción turística como un destino alternativo a Cancún, Playa del Carmen y Riviera Maya.

Para subrayar este naciente protagonismo, este 2018 será testigo de la expansión del Aeropuerto Internacional de Chetumal. Las obras de modernización y ampliación por parte de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) – operador y administrador del aeropuerto – y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), pretenden disminuir la desigualdad en infraestructura entre las zonas norte y sur del estado.

De acuerdo con ASA, el edificio de pasajeros contará con una superficie total de 3,660 m2, lo que representa un incremento de 2,260 m2 respecto de la superficie actual. Al mejorar el espacio, el nivel de servicio de atención a los pasajeros también lo hará, disminuyendo el tiempo de espera en filas de documentación (check-in) y el reclamo del equipaje. En el proyecto se contempla la construcción de una nueva torre de control, adecuaciones en el edificio terminal, modernización del sistema contra incendios y conformación de franja de pista; que se sumarán a las acciones realizadas hasta el momento, donde se ha trabajado en la ampliación de la pista y la construcción de una plataforma de helicópteros y viraje.

Con esta ampliación se busca atraer inversiones y la presencia de más visitantes nacionales y extranjeros a destinos como el pueblo mágico de Bacalar, Calderitas, Mahahual y Xul Ha, entre otros. Por otra parte, se pretende abrir mercados sudamericanos, especialmente con Guatemala y Belice, estableciendo una ruta a Tikal y reforzando los vuelos de Tropic Air en su ruta Belice – Chetumal, respectivamente.

Sin lugar a dudas, estas obras de expansión, junto con la apertura de vuelos comerciales directos de mayor capacidad y la conquista de nuevos mercados, traerán beneficios importantes para el sur del estado. Serán un punto clave para fortalecer la competitividad de la región y detonar el crecimiento de la infraestructura hotelera y restaurantes en la zona, elevando a Chetumal como un destino emergente en el que hay que poner atención.

#RevistaLivingTerra

FUENTES CONSULTADAS

www.gob.mx/sct

www.radioformulaqr.com