Turismo de negocios: una alternativa promisoria para generar derrama económica

En las instalaciones del ahora Cancún ICC –antes el Centro de Convenciones de Cancún–, el pasado 15 de agosto se llevó a cabo la XVII edición de la Expo Deconarq. Este evento enlaza los mercados de construcción, obra, mantenimiento, arquitectura y acabados, reuniendo a hasta 95 expositores de importantes productos y servicios, irguiéndose como un referente del desarrollo y la construcción en Quintana Roo. A pesar de no tener la misma magnitud que los eventos que se realizan en Las Vegas, en la CDMX o en Guadalajara, la Expo Deconarq sí reúne una muestra de gran calidad para nuestro mercado, sobre todo tomando en cuenta las cualidades de los expositores, la afluencia y efectividad de visitantes, así como el potencial que hoy representa por la trayectoria sembrada. De esta manera, aspira a convertirse en un evento nacional a mediano plazo, con grandes posibilidades de explotar el mercado internacional a largo plazo.

Es importante subrayar la importancia de que Quintana Roo apueste por el mercado de turismo de negocios, dada su ubicación estratégica, la infraestructura hotelera con la que cuenta y la significativa derrama económica que genera este tipo de turismo.

En otras ciudades de nuestro país, como es el caso de Guadalajara, el turismo de negocios –o también turismo de reuniones– representa una importante cifra que alcanza hasta el 30% de los ingresos por derrama turística. Allí, durante el 2017, se registró una derrama de 3,300 millones de pesos, lo que dejó ingresos de hasta 1,000 millones de pesos por hospedaje.

En Cancún, particularmente en eventos como Exphotel y Deconarq –dos de las más importantes ferias en el estado–, la derrama por expositor supera el orden de los 100,000 pesos en rubros como hospedaje, alimentos, renta de autos, renta de servicios de transporte, carga y logística, entre otros viáticos. Para estimar resultados efectivos, se debe de multiplicar por lo menos por dos esta misma cifra en ventas al corto y mediano plazo, y un tanto más a largo plazo. Estos resultados pueden variar según el tipo de producto, su demanda en el mercado y la suerte de haber obtenido un importante contacto durante el evento.

Además de la derrama económica, el turismo de negocios contribuye a detonar la actividad comercial, no solamente de los prestadores de servicios turísticos. También ayuda a regular la estacionalidad de la demanda turística, mejorando la ocupación en temporadas bajas. Constituye pues un factor de multiplicación de esfuerzos promocionales.

Por estas razones, el Consejo de Promoción Turística, los fideicomisos turísticos del estado y, sobre todo, nuestros representantes de los gobiernos estatal y municipal, deben considerar la importancia de incentivar y repotenciar este esfuerzo realizado en el turismo de negocios en Quintana Roo, tanto hoy día como en el futuro próximo.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked*