Renders: una importante herramienta de venta inmobiliaria

Por ARQ. Elsa Herrera Molina - Polygon Studio

Un render es el proceso de generar una imagen a partir de un modelo 3D realizado en computadora. En el campo inmobiliario, donde se les conoce como renders arquitectónicos o perspectivas, han mejorado sustancialmente con el tiempo hasta llegar a crear imágenes increíblemente apegadas a la realidad.

Así como pueden ser utilizados por arquitectos o diseñadores para mostrar proyectos a sus clientes, los renders también se usan para publicitar desarrollos inmobiliarios y comerciales. Con un render fotorrealista, el comprador o futuro dueño se puede dar idea de lo que será el proyecto cuando esté terminado; de cómo serán los ambientes, pues se detallan los espacios con iluminación, mobiliario y acabados. De esta forma, podrá entender a la perfección el proyecto en construcción, brindándole seguridad de que está obteniendo un producto de calidad. Así, siendo la primera imagen que llama la atención del posible cliente, invertir en la generación de renders como herramienta de venta tiene gran impacto en los resultados comerciales.

La elección sobre las perspectivas del desarrollo a realizar, depende directamente del giro del proyecto. Los primeros renders que se creen deben permitir un entendimiento general del desarrollo, incluyendo elementos como: fachadas principales y posteriores, vistas de conjunto aéreas que muestren todo el complejo, accesos automovilísticos o peatonales, jardines, así como espacios de descanso y de amenidades como piscinas, terrazas y áreas de juegos.

Posteriormente, se recrea el interior. Cuando el proyecto en cuestión es departamental o residencial, se eligen espacios como salas, comedores, cocinas y recámaras. En caso de ser de uso mixto-comercial, pueden mostrarse restaurantes, oficinas, locales comerciales, recepciones y áreas de espera.

Las vistas de los espacios principales se pueden complementar con otras perspectivas de las mismas áreas o de otras que se consideren sean de impacto positivo para el comprador, como pueden ser los espacios recreativos y de amenidades.

Finalmente, se pueden generar plantas arquitectónicas o alzados en 3D que muestren los niveles de un edificio o los diferentes tipos de departamentos o residencias que se encuentren en venta. De esta forma, el cliente puede comprender mejor los componentes del proyecto y dónde se encuentra cada espacio.

No cabe duda de que la integración de renders en la publicidad de un desarrollo inmobiliario en venta tiene gran impacto comercial. Sin embargo, el usar únicamente este recurso podría resultar obsoleto pronto, ya que en la actualidad se cuenta con más herramientas que no solamente muestran el espacio, sino que te hacen sentir dentro de él, permitiéndote interactuar con el entorno, desplazarte de un área a otra y percibir más de cerca los acabados del proyecto. Esto es posible mediante la realidad virtual y el uso de visores especializados para este propósito. Por otra parte, existe la realidad aumentada, que podría llegar a sustituir a las maquetas, por ejemplo, cuando se tengan diversas tipologías de residencias o departamentos.

Ciertamente, existen un sinfín de opciones para utilizar en la publicidad de un proyecto inmobiliario o comercial en venta, desde renders arquitectónicos hasta nuevas tecnologías como la realidad virtual y aumentada; todos ellos recursos que han sido pensados y planeados con el objetivo de contribuir al mejor entendimiento del proyecto y de esta forma, generar un impacto directo en la venta.

 

 

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked*