Desarrollo Sustentable: Naturaleza, calidad de vida y rentabilidad

Por Eduardo Hernández Ochoa

 

El estado de Quintana Roo esta prácticamente cubierto de vegetación densa, ya sea selva alta, media o manglares, y en ella habita una importante flora y fauna. Así que el construir nuevos desarrollos residenciales de gran escala, que son necesarios, ha generado en muchos casos opiniones enfrentadas de la comunidad.

Pero entonces, ¿Cómo deben ser los nuevos desarrollos que albergarán a la creciente población para no dañar la naturaleza y ofrecer un producto atractivo y a buen precio? Es crucial que los desarrolladores integren los siguientes puntos a sus proyectos y que los compradores los exijan y consideren al momento de seleccionar dónde comprar:

 

SUSTENTABILIDAD

El desarrollo sustentable no implica solamente el cuidado de la naturaleza; se integra por:

  1. Lo ecológico: que es lo que la mayoría de las personas entendemos por sustentabilidad, como el cuidado y preservación de la biodiversidad y los ecosistemas.
  2. Lo social: que tiene que ver con la inclusión y el impacto positivo en la comunidad local y su cultura, así como en la calidad de vida de la misma.
  3. Lo económico: que incluye las prácticas de comercio justas y la preferencia por los comercios y productores locales, manteniendo la base de los recursos naturales y su conservación.

El compromiso en este punto es crucial para asegurar que los nuevos desarrollos tengan un impacto positivo en el lugar donde se construyen, a través de programas sociales que beneficien a la comunidad establecida en el lugar y sus alrededores, y generando planos maestros de sus proyectos que incluyan una integración de los ecosistemas existentes en el lugar (por ejemplo, dejar los árboles existentes en lugar de talarlos para sembrar pasto y plantar palmeras), lo cual, por cierto, es hoy muy valorado por el consumidor final e incrementa el valor percibido de los inmuebles. Cancún es un buen ejemplo, pues en el polígono sur vemos desarrollos que tienen casi nada de área verde, y sobre la Av. Huayacán hay otros que han logrado diferenciarse integrando parques, veredas y manteniendo una mayor parte de vegetación nativa. En Playa del Carmen vemos algo similar; la mayoría de los proyectos al poniente cuentan con muy poca o nula vegetación, mientras que desarrollos como Playacar y Ciudad Mayakoba guardan un porcentaje importante de áreas verdes y de conservación.

Por otra parte, la tendencia es a convivir de manera incluyente. Ya sucede en muchos ambientes, aunque no seamos conscientes de ello; los residentes aun viviendo en desarrollos cerrados y con seguridad, salen y conviven en otras “áreas comunes” como centros comerciales, restaurantes, supermercados, etc. La diferencia es que los nuevos desarrollos integran todo dentro de un gran proyecto de un mismo nombre; lo que antes quizás se le conocía como “colonias” o “barrios”, hoy es una Comunidad Planeada.

 

MOVILIDAD

Tener en cuenta una buena movilidad de residentes, visitantes y personal de servicios es indispensable; realizar únicamente los estudios de tráfico y atender los reglamentos ya no es suficiente. Los desarrolladores deben entender su compromiso para, en conjunto con la comunidad y las autoridades, encontrar nuevas y mejores maneras de que las personas se muevan desde y hacia sus casas, más aún cuando los trayectos desde una caseta de vigilancia al interior pueden llegar a ser de varios kilómetros. Una red de ciclovías interiores se está volviendo un estándar en la región de Cancún y la Riviera Maya, pero hay oportunidad de crear conectividad entre desarrollos y puntos de interés como centros culturales, comerciales, escuelas, entre otros. Se pueden promover los trayectos peatonales, mediante un diseño atractivo del paisaje urbano y natural.

ECO TECNOLOGÍAS

Sin duda, el uso de eco tecnologías es un deseo de todos, pero una barrera de costos ha hecho que no se integren en la mayoría de los desarrollos. Sin embargo, nuevos productos más eficientes y costeables hacen que hoy en día ya se puedan integrar, en su debida escala, incluso en vivienda de interés medio. Los ahorros de energías no renovables en el largo plazo son el mayor beneficio del uso de las nuevas eco tecnologías.

 

CALIDAD DE VIDA

Y sin duda, lo más importante es mejorar la calidad de vida de los futuros residentes a través de menores tiempos de traslados, extensas áreas verdes, más espacios de convivencia social para las distintas edades, en general, mejores planes maestros de desarrollos.

Estamos migrando de desarrolladores que tomaban decisiones en una hoja de cálculo basados en modelos financieros rentables, a desarrolladores con una conciencia ambiental y social, que entienden que la sustentabilidad de los proyectos es parte fundamental de la rentabilidad de los mismos, tan importante como lograr una mejor calidad de vida para sus compradores, una integración social con la comunidad y el cuidado del medio ambiente. Con ello, se están planeando desarrollos de primer nivel para los distintos segmentos de mercado, los desarrolladores que no lo hagan pronto, seguro se quedarán atrás.

 

 

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked*